La cRuz del Sur.

Ya se habícRuz del sura creado la cruz del sur y ningún humano había pronunciado tu nombre aún.

Rudyard Kipling, u otro gran escritor, dijo una vez que él vio la forma en que del cielo bajo un rayo como víbora celeste, y junto a él, un rugido de león que se movía a la misma velocidad. Bajaron a enterrarse en tierra, ya que el hambre (único Dios para ellos), les condujo a Tierra.

Bisontes vio correr y garzas volar huyendo de ambas. La serpiente y el rugido caían, y mil luciérnagas se desprendían de ellos buscando libertad.

Ya había estrellas en el cielo, pero no se sabían estrellas.

 

 

Ya habían piedras preciosas entre las montañas, pero no se sabían preciosas.

Las montañas conversaban ríos, y los ríos hablaban montaña. Los hombres aún no buscaban oro ni habían inventado la dinamita.

Pero las montañas ya sangraban y Dios mandó a su serpiente Celeste. Y Dios mandó su rugido de león. Y Dios bajó y mojó la sangre de montaña en agua de río. Y Dios cantó segundos de Cantó de Dios, y solidificó la sangre de montaña bañada en agua de río, y entonces, Dios creo la piedra preciosa y nombró la Cruz del sur.

 

 

 

 

Anuncios

4.

1.

La noche cubre alegrías, campos, sueños.

Invade montañas, y llena de miedo los corazones de los arlequines mas tontos.

2.

Los amantes brindan con la noche. Son egoístas. No piensan en los corazones de tontos arlequines, porque sólo tienen un corazón en que pensar.

3.

Existen bestias, reyes de las colinas, que no se inmutan ante el amor. No le temen a la noche. Duermen sin temor a los Dioses. Solamente les motiva el hambre, y a ello dedican toda su vida.

4.

Hay un niño que, en lugar de rezar una oración, cuenta historias surrealistas sobre noches, bestias, amantes y misterios.

 

4/10: Sputnik si, Ro también.

Un día como hoy, pero de 1957, el Sputnik salió a la órbita de la tierra, y subió 947, o el equivalente a 3,156.66 veces 300 metros.

Usando la unidad de medida Eiffel tower:

( 1 Eiffel tower = 300 metros )

Ese viaje para salir de la tierra fue de 03,156.66 Eiffel towers, y en 1957 fue una gran proeza.

Ahora, en 2017, me cuesta poco menos de 48 Eiffel towers de distancia el viajar de mi casa a un bar, y viceversa. Si bebo, canto, bailo, beso, grito o disfruto de otra manera la visita al bar, habrá sido una excelente inversión de EF’s utilizada.

Con lo anterior, Creo que 48 EF’s no es una hazaña difícil para un miércoles 04 de octubre cualquiera.

 

(Pendiente foto de proeza)

 

04/10

 

 

Uno de octubre menos cinco de octubre es igual a cuatro de octubre, porque aún no es primero, pero allá en el 57, sin haber sido primero, porque ya era cuarto, el Sputnik voló al cielo.
Así que ¡Salud!, gente bella, que ya es Oktober!octoberfest

Embudo.

ideas embudoSomos el punto final de un sinfín de vertientes de ideas extranjeras y,  que a partir de nuestra existencia,  crean dramas.

Caen, las ideas extranjeras, como gotas sobre nuestros cerebros. Estos, actúan como embudos y absorben cuanto quepa en ellos.

Son extranjeras porque no son de aquí, sino vienen de otras galaxias, otros planos, planetas, sueños. Caen por gusto, por descuido o por gravedad, pero caen.

Al llegar, son interpretados como sueños, como ideas novedosas o como maravillosa imaginación. Están sin estar porque son intangibles. Están para estar porque crean cosas. Caen para crear.

Y ahí, con ideas extranjeras como huéspedes de nuestros cerebros, dibujamos dragones, creamos naves espaciales y modificamos genéticamente frutos y semillas. Agrandamos pechos y penes, creamos poesía y destruimos civilizaciones y mundos enteros, productos de nuestra imaginación y, a su vez, historias verdaderas de otras realidades.

El aleteo de una mariposa se percibe a aún después de cuatro vueltas al mundo y  varios días. Pero solamente aquí. Eso creo.

¿Podría afectar un orgasmo al balance de una civilización extradimensional?

 

Nubes Sombreros

nubes sombreroEl cielo se había llenado de nubes sombreros, y era el suelo un gran espejo.
Era la noche, y las farolas se reflejaban al cielo, y parecían estrellas sin titilar.

Me costaba saber si caminaba o flotaba.

Por el tipo de nubes, nubes-sombreros, no era Magritte quien influía en mis sueños. Un señor de traje, sentado en una banca (el único objeto sin alteraciones) tenía la respuesta en su bolsillo izquierdo, pero antes de poder preguntar, desperté.

Y aquí, ahora en mi cama,  sigo sin saber si era Chagall o Silvio quien habitaba mi sueño, o era la cobardía de no llamarte nunca, ni a media noche, ni en domingo ni en lunes. LA cobardía que se viste de saco y corbata, y que observa, pero no actúa.

La Radio (Adivinación del futuro-métodos, muchos)

radio taza

Métodos, muchos. La necesidad de saber el rumbo exacto de los pasos de la humanidad y adelantarse o prever un acontecimiento cataclísmico, ha motivado que pequeñas y grandes mentes intenten romper la barrara del presente y acelerar o retroceder al antojo, su presencia en el espacio-tiempo.

Métodos, muchos. La mayoría erróneos, equivocados, faltos de creatividad, ausentes de ingenio. Ofensas garrafales al intelecto.

Métodos, muchos.  El único método correcto que conozco: el mío. ¿Por qué creo que es el único? Pues, en mi gran experiencia en viajes en el tiempo, jamás he sabido de otro viajero.

Aunque, decir correcto es demasiado vanaglorioso y, me duele admitirlo, también es erróneo. Aclaro, Yo no viajo en el tiempo, pero lo adivino.

por lo anterior, tendré que explicar mi propio método de adivinación del futuro.

Muchos métodos, si, pero, como el mío, ninguno.

La Radio.

Mi método consiste en sintonizar cierta estación de radio (no les diré cual) y, en punto de las ocho (mañana, tarde y huso horario, son detalles que me reservo a compartir). Después, todas las palabras escuchadas durante el primer minuto, las escribo en pequeños pedazos de papel y los revuelvo. Teniendo las palabras listas, las vierto en una taza de café (sin café, pero con agua). Lo siguiente a realizar es verter el agua, y leer las palabras que se han quedado adheridas a la pared interior de la taza. Comenzando desde la oreja, en el sentido de las manecillas del reloj, desde arriba dando vueltas hasta llegar a lo mas hondo, como una espiral.

198       Día       Corbata       Velocidad       En       Azul       Fósforo       Ciudad       La       Noche       Celeste        Conejos       Agua       Pastillas        Las        Aguja