De ciudades.

 

Leo, en mi costal espejo, una ciudad desierta que esperando sedienta mi llegada, se tiñe de sangre.

Sus edificios enfilados, uno tras de otro, forman laberintos con bifurcaciones incontables y calles cerradas. Hago caso a dos gigantescos rascacielos que, de una forma metafórica, pareciera que mordieran el cielo como un par de colmillos de tigre y, que de estos, proviene la sangre que ha desolado la ciudad.

No veo alma alguna en el laberinto. El olor que invade las calles es de muerte. Muerte reciente. Y su olor (el de la muerte) camina por las calles, entra a las casas, a las tiendas y a las fábricas de chocolate. Pero ya no hay chocolate. No hay niños que lo compren, ni adultos que lo fabriquen.

Observo la sangre seca. Inunda las calles. Mancha hoteles y bibliotecas. Y no hay nadie. No veo turistas ni citadinos.

Alejo el ojo, acerco la oreja. No se escuchan voces ni risas. Me acerco más, busco sonidos. Un golpe en la puerta, un susurro, un beso. Pero nada. Me imagino sus refrigeradores abarrotados de comida, el sistema de televisión por cable pagado, las cuentas del banco en orden… Pero ya nada hay.

Soy su Dios, les veo desde el cielo. Soy su Dios, pero no hay nadie.

Alejo la oreja y el rostro. La ciudad se acerca  y veo que no está sola. Hay nueve laberintos gigantes más que se acercan a mis ojos con prisa. Es una carrera. Mis lágrimas contra las ciudades desiertas. Decenas de lágrimas nacientes del horror de la sangre seca, de ver las ciudades desiertas. En el otro extremo de la batalla, mis manos y sus diez laberintos que quieren limpiarse. Purificarse con el líquido sollozante que, producto del dolor y la desesperación, han salido al mundo en busca de redención.

Al fondo veo, entre ellos dos, una ciudad más grande. La mía. Sin jardines, sin fábricas de chocolate y sin flores amarillas.  Sin cuchillos que se hacen pasar por dientes felinos. Pero si, eso sí, con mucha sangre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s