Historia de paredes rosas #3: El ventanero ha muerto.

 

el ventanero

¡El ventanero ha muerto!
Gritaba el pregonero, ignorando por completo el obituario, haciendo de este evento una noticia burda y vulgar. Cabe mencionar, que esto me ha molestado, puesto que Don Victor Velazquez, era el único ventanero de la localidad. Ahora, ¡ya no habrá más ventanas de autor en estas calles!, pero a nadie parece importarle.
Una ocasión tuve la fortuna de platicar con Don Victor. Era muy temprano y regresaba de una fiesta cuando lo topé. Él estaba colocando una ventana en casa de tía China, y me pidió le alcanzara un trozo de madera. Enseguida me pregunto mi opinión sobre la estética de su nueva obra y se la dije, pero pareció no importarle. Creo fue más una pregunta retórica, que el interés de saber mi juicio.
Don Victor creía (eso lo supe ese día) que las ventanas simulaban portales entre todos los mundos que habitan el mundo.
Que bastaba poco tiempo de observación, para darse cuenta de los problemas políticos y socioculturales que se sufría tras el ventanal. Y tambien se interesaba en las flores, los abrazos y el arte que invadía en el antes y el después de cada riña. Don Victor era un verdadero observador. Quizá supo todo de todos, pero, gracias a Dios, nunca dijo nada.
Lo vamos a extrañar, aunque quizá no tanto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s