Esperanza.

Las esperanzas intentaron avisarnos del terremoto , pero estábamos tan ocupados con las pantallas, que no hicimos caso.

Quizá a la naturaleza le hace falta un pequeño botón rojo. Entonces, si lo oprimieran, todos nos callaríamos de una vez.esperanza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s