Nos hicieron falta sombreros.

nos hicieron falta sombrerosAlgo que deben de saber:
El de la izquierda, a pesar de su vestimenta y de ser zurdo, no cree en la izquierda. El de la derecha, se viste de camisa y pantalón hasta para ir al cine (es abogado, un tipazo y el hombre mas guapo del mundo)
Y al centro, mi padre.
Nació en un rancho, el de en medio de nueve hermanos, un cínico simpático. Ha sido agricultor, cartero, mensajero, comerciante, burócrata, catedrático, buen hijo, excelente padre y, a palabras de mi madre, muy buen marido.
Cuenta con una capacidad magnífica para resolver problemas. De profesión ingeniero. Me pego una sola vez, y solo lo he visto llorar cuando murió su padre. Podría decir que es un gran pez, me contaba historias y hazañas, no todas ciertas, que había hecho en su juventud. Sabe de energía nuclear y como plantar chiles y tomates.
Es la persona con mayor voluntad que conozco. Un día dejo de fumar. Otro día dejo de beber.
A mis ojos, una de las personas más exitosas de la vida: no ha pasado noches solitarias en un hospital, su primer y único matrimonio ha durado más de 30 años, come deliciosamente siempre, sus hijos le admiran y le aman, su esposa lo ama y le hace los berrinches suficientes para no aburrirle, tiene dos perros que lo obedecen, y a veces no tiene dinero, pero nunca raja por eso.

Y bueno, de izquierda a derecha: Ro, Roger y Jesús. Nos hicieron falta sombreros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s