Cartógrafo.

No hablemos de mi, mejor hablemos de ti, que es mas interesante.

Hablemos, por ejemplo, de una duda que tengo:
¿Los lunares de tu espalda son los mismos siempre? ¿En sus mismos lugares? ¿O cambian de figuras, tamaños, localización o color?
Y Si es verdad que cambian, ¿Lo hacen por tu estado de ánimo? ¿O por la posición de la luna? ¿O son los besos que recibiste? ¿O fueron las veces en que alguien quiso dibujarte un mapa allí mismo y no pudo?

¿Y que hay de los lunares de tus pechos? ¿Pasan del izquierdo al derecho a su antojo? ¿O viceversa? ¿Se comunican con juegos de luces? ¿Hablan? Juraría que si, que me han susurrado.

Y, si me permites hablar un poco de mi, me presento:
Mi nombre es Ro Farrera, soy cartógrafo y hago mapas.

Si quieres un mapa o más, puedes ofrecerme tus piernas o tu espalda o tu ombligo… todo o en partes.
Si me das tu ombligo, se me ocurre un mapa desafiante del espacio-tiempo, con naves especiales en forma de palabras; y digo especiales, por la dicha de aterrizar en tus rincones. Aunque quizá estoy hablando mal. Creo que el término correcto es Ombliguizar, porque es a ti a donde llega y no a la tierra (de donde huye).

Entonces, obedeciendo a nuestras funciones, te veo pronto, para ser el cartógrafo de tus mieles.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s