8:30

8:30 de la mañana. Coloco un cigarrillo en mi boca y lo enciendo de esa forma que siempre he pensado que me hace ver sexy e interesante, y aspiro. Me veo en el reflejo de las puertas del hotel en el que hicimos el amor la última vez y me siento solo. Tu ausencia prevalece, el tabaco se apaga.

Me río por dentro, al recordar al recepcionista tocando la puerta de la habitación y diciéndonos que deberíamos bajar el volúmen de la tv, cuando él y nosotros bien sabíamos que la televisión estaba apagada.
Recuerdo tus dientes en mi hombro para no hacer ruido y tus ojos mirándome fijamente mientras te penetraba.

Y vuelvo a esta banqueta con otro cigarrillo, regreso al reflejo de la puerta en la que días atrás nos veíamos juntos y que hoy solamente somos el cigarrillo y yo.

Te extraño y te quiero y, aunque a nosotros «no nos queda París», siempre nos quedarán los besos y las huellas de nuestros pasos cuando, juntos de la mano, caminábamos por San Cristóbal de las Casas.

Tienda de arte

Tienda de arte, desde @Saltoalreverso

BLOG SALTO AL REVERSO

Cuando María Luisa terminó conmigo, se desplomó gran parte de mi mundo, dejando un vacío que me cambió para siempre. Eso fue hace cinco años y, desde entonces, no volví a ser el de antes. Mis amigos lo notaron primero, mi familia después. Ya no salía, ya no bebía, ya no reía. Me enfrasqué en el trabajo y me concentré en tratar de llenar con dinero y baratijas el pozo sin fondo que era mi alma.

La pasé terriblemente desde ese día, pero ahora otra vez tengo esperanza.

Hace tres meses renuncié a mi trabajo, vendí todos mis muebles, regalé libros y me despedí de mis amigos más cercanos y de esta ciudad. Espero nunca regresar, tengo fe y sé que encontraré en Guanajuato lo que Villahermosa no me dio.

Hoy será la inauguración de mi tienda de artes y manualidades. Tengo pinceles, carboncillos, papeles, taburetes y cientos de cosas…

Ver la entrada original 212 palabras más

Hamelín

Desde Salto al Reverso

BLOG SALTO AL REVERSO

Ocultos del sol y bajo una montaña,
una rata anciana les cuenta a las crías
de la manada que muchos siglos antes,
cuando el sol era más joven
y la luna reinaba sobre la noche,
en el tiempo en el que las calles eran nuestras:
las ratas fuimos las primeras ayudantes de Santa.

Éramos artesanas, ingenieras, filósofas y estadistas. Roíamos madera y pintábamos juguetes con nuestras patas y colas. Usábamos nuestras manitas para envolver regalos y costurábamos sacos de carbón. No había niño alemán que no supiera de nosotras, y no nos temían. Las ratas éramos amigas de los niños buenos y de los malos. Los adultos, buenos y malos, eran enemigos de las ratas.

En la Navidad de mil doscientos ochenta y tres, llegamos a un pueblo alemán cargadas de juguetes y carbones. Los niños esperaban ansiosos nuestra llegada. Hacía mucho frío, nuestros pequeños suéteres…

Ver la entrada original 341 palabras más

Kelpie

BLOG SALTO AL REVERSO

Parece que algún demonio me quiere hacer una mala jugada. Sí, el confinamiento a todos afecta, pero conmigo se ha empeñado. No hay alcohol en casa y ninguna tienda me quiere fiar. Todo el barrio sabe que me he quedado sin trabajo, que mi Lupe me abandonó y se llevó todo, y que estoy a nada de quedar en calle. Necesito seguir bebiendo. No tengo nada, no queda nada de mí y no me puedo permitir pensar en eso.  Llevo diez días sobrio y ya no aguanto. Si no bebo enloqueceré. Ya puse la casa patas para arriba y no hay una sola gota de licor en esta casa. Bueno, sí, pero no puedo tomarla.

Cuando estoy sobrio lo escucho. Me susurra al oído lo deplorable que soy. El fracaso en que me he convertido. Este demonio es cruel; sin embargo, en su maldad, una sola bondad me ha hecho:…

Ver la entrada original 520 palabras más