Principado

(Publicado originalmente en http://www.saltoalreverso.com )

Inventé una nación entera,

en la frontera de mi corazón y de mi alma,

con sus montañas, edificios y sellos postales.

Un lugar en el que las sombras no existen,

porque nos reflejamos gatos.

Donde besamos tu  mano,

todos los hombres y sus reflejos-gato,

para rendirte culto,

para obsequiarte flores.

Una nación para tu principado, 

donde por siempre seamos gatos,

donde por siempre seas (mi) princesa.

Yo te escribo

Con la facilidad de una hoja de otoño volando,

con la fuerza de un tigre de Siberia mordiendo,

con la insistencia de un puberto pelirrojo enamorando,

y con la testaruda mente que te piensa a diario:

yo te escribo, y mis palabras valen por todos los besos que nos hacen falta.